Banner Optica Cartaya
Banner-Rocío-Trastallino
Banner-Trasbordadores-Playas-de-Cartaya
Banner-Trillo-Palacios
Banner-Telecable-Cartaya
Banner-Joyeria-Garcia
Banner-Tanatorio-de-Cartaya
Banner-Auto-Recambios-Coronel
TALLERES-AUTOCARTAYA
COOPERATIVA DE CARTAYA
ZAMORA AUTOS
BAR FERIAS

Fútbol en Directo | CD Rota vs AD Carataya (2018/19)

Leslie fue el Rota ante un Cartaya sin corazón ni cabeza ni plan que se mete en un lío al sumar la tercera derrota consecutiva.

Voy a intentar que no se me caliente la pluma, aunque les adelanto que será complicado porque hay cosas que pasan de castaño oscuro y no se les adivina el remedio. El Cartaya, que empezó como un tiro la competición, se ha caído de forma lastimosa, lamentable y ridícula en las tres últimas jornadas. La opinión general sobre el equipo que entrena Limón es que tiene, probablemente, el mejor once de la Liga. El problema radica cuando de ese once se le cae alguno. En esta ocasión, en Rota, tres jugadores. De ahí el tres a cero en contra y de ahí la impotencia de un equipo que o le hace ni tan siquiera cosquillas a los contrarios. El resumen es el siguiente. Tres partidos, tres derrotas, siete goles y en contra y cero a favor. Como ven, las estadísticas son aterradoras.

En Rota, Manuel Juan Limón tuvo las sensibles bajas de Fernando Vaz, Manuel y Sotuto, casi medio equipo, y el Cartaya fue tan vulgar que el Rota, sin casi despeinarse, jugando al tran tran, le hizo tres y pudo caer alguno más si no llega a ser por San Víctor Bocanegra, que para mucho pero no puede hacerlo todo él.

El partido arrancó bajo un fuerte viento a favor del Cartaya. Y ahí se esperó un empuje que nunca existió realmente, porque el Rota se manejó en medio del temporal climatológico con naturalidad, a la espera, pensando que la tendría porque arriba tienen pólvora y a Luis Lara, que explota todas las bombas que pasan por su lado. Tras un intercambio de golpes al aire, a los 14 de partido, irrumpió Ramón como alma que lleva el diablo, dejó atrás a Franc Ruiz y Bocanegra evitó el gol con un paradón de su firma, siguió la jugada, centro desde la derecha y remate con el flequillo de Lara. Uno a cero. Primera llegada y gol. Minuto quince de partido. El Cartaya tiene ahora mismo tan bajo de moral su espíritu que el aire del Estrecho lo tumba. Y hubo Poniente de los que afeitan el bigote.

El gol no hizo sino confirmar que a Limón se le ha caído el equipo. En todo caso, más con el corazón que con el sentido común, el Cartaya lo intentó en el tramo final de la primera parte y la tuvo Sebas a la salida de un córner. Le faltó medio centímetro más de flequillo para rematar el centro de Lolo.

Muerta la primera parte todos pensamos que el sufrimiento se iba a hacer presente en la segunda. Los locales, empujados por el aire y por la inercia, se pusieron manos a la obra y casi desde el vestuario marcaron el segundo. Otra vez Luis Lara. Agujero profundo en la banda izquierda del Cartaya, centro de Harana y remate de puntera del delantero. Era el primer minuto de la reanudación y era, además, el principio del fin. Quedaba tiempo, pensamos. Cuanta inocencia. Para entonces el Cartaya ya estaba muerto, entre otras razones porque lo que había en el banquillo, difícilmente podía levantar la cuestión. Pero no sólo se apunta ya a lo que aportan los jugadores de banquillo en este equipo, sino a la inmovilidad del entrenador. Es indiscutible la sapiencia de Limón y los manejos de los vestuarios. Pero igual que ase dice que lo que funciona no se toca, cuando algo se convierte en un desastre, el primero que tiene que tomar decisiones es el técnico. No tiene mucho dónde elegir cuando se le caen unos cuantos. Pero sí tiene alternativas para cambiar dibujo y dinámica.

El resto del partido fue un suplicio porque cada vez que salía el Rota a la contra había gente rezando, gente de camisetas rojas, se entiende. Y a falta de siete minutos para el final, Guille, recién incorporado al partido, redondeó la cuenta local con el tres a cero. Por medio, otro paradón de Bocanegra.

Así acabó la historia, en decepción. Y dejando claro la liga, a día de hoy, que el Cartaya no tiene fondo de armario y así es imposible soñar con nada. Tercer gatillazo consecutivo y lo peor es la imagen que está dejando. Limón tiene la palabra y debe hacer uso de ella. No sé si la caída en picado tiene explicación futbolística. Pero el entrenador es el máximo responsable para lo bueno y para lo malo. Y ahora mismo todo es malísimo. Dije que iba a intentar que no se me calentara la pluma y prometo que no sé si lo he logrado. En cualquier caso, juro que es la verdad y nada más que la verdad.

Rota: Jairo, Guille Campos, Gutiérrez, Vicente, Gasca, Orihuela, Harana (Herrera), Yuni, Luis Lara (Guille), Souza (Josan), Ramón (Segarra).

Cartaya: Bocanegra, Raúl (Guille), Novoa, Aitor, Franci Ruiz, Mario, Canito (Pitu), Sergio (Isaac), Dani Pérez, Lolo, Sebas.

Goles: 1-0 m.15 Luis Lara; 2-0 m. 46 Luis Lara; 3-0 m. 83 Guille

Árbitro: Bravo Toledano. Bien en líneas generales. Amonestó por los locales a Harana. Y por los visitantes a Aitor.

Incidencias: Municipal Navarro Flores. Unos 200 espectadores, en un partido marcado por el fuerte viento.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.